Siendo héroes invisibles.

Hace un mes fui a una conferencia la cual se llamaba #Vence, es de la organización H2D la cual esta super enfocada en la siembra de valores que mucha falta hacen al país y al mundo entero.

La conferencia en resumen fue llevada a una pregunta que a mi parecer fue: “¿Que estamos haciendo para dejar una huella imborrable en el mundo?”. Al hacerme esta pregunta lo coloco en un ámbito positivo, jamas negativo ni antisocial. Últimamente hemos visto a los medios bombardeanos con publicidad como: “Se tu mismo”, “Has lo que quieras y que la gente reaccione como quiera”, “Nunca cambies, se tal como eres”, pero…¿eso esta bien?

Como seres humanos somos egoístas, buscamos nuestro propio bien y muy pocas veces ayudamos desinteresadamente. Pero es normal, es nuestra naturaleza. Así que voy y les hago una pregunta, ¿esta bien que sigamos lo que nos dicen los medios? ¿Queremos ser uno mas del montón que solo vive para si mismo? ¿Queremos ser uno mas del montón que es maleducado y no se preocupa por el prójimo? Pues si queremos eso…que vida tan triste cosecharemos.

Déjenme contarles una anécdota: El otro día estaba con mi hermana en el supermercado haciendo cola para comprar unos productos básicos. Tenia hambre, estaba cansada y el sol estaba super radiante. Me comencé a quejar y así anduve por 10 minutos. ¿Adivinen que? ¡Nada de lo que estaba pasando cambio! Yo seguía molesta, seguía con hambre, seguía cansada y el sol seguía brillando.

¿En que nos ayuda la queja? E-N   N-A-D-A.

Ya sabemos que la queja no ayuda pero aparte de tal vez no quejarnos, ¿que mas estamos haciendo?

Aquí te dejo tres “formas” que podemos diariamente utilizar y convertirnos en “pequeños cambios andantes”:

  • ¡Se amable!

Decir buenos días, buenas tardes, permiso, por favor y ser cortés JAMAS pasa de moda. No te dejes influenciar y pensar que ser maleducado es “cool”, por que eso no es así. La amabilidad es hermosa.

  • ¡No te quejes!

Esta es super difícil, yo diariamente trabajo en ella. Se que cuando quiero quejarme lo que debo hacer es ser agradecida. Darle “la vuelta” al asunto. Si se que estoy realmente cansada, mis piernas duelen y quiero quejarme trato de empezar a agradecerle a Dios porque tengo unas piernas que sienten mi cansancio. ¿Me entiendes? ¡Eso ayuda! Créeme.

  • ¡Se un héroe invisible!

Ayuda a un anciano a cruzar la calle, cedele el puesto a esa señora con su bebe en el brazo, ayuda a alguien a cargar sus bolsos, comparte tu sombrilla con alguien cuando este lloviendo y ¡sonríe! No necesitamos cargar una capa y tener un antifaz, haciendo estas pequeñas acciones cambiamos al mundo. 😉